Contar con un socio para tu evento puede ser muy lucrativo para ambas partes, creando un camino único de colaboración y aportando lo mejor de ambas marcas y negocios para mejorar la experiencia del evento. Sin embargo, un socio no es algo que se pueda tomar a la ligera, ya que, a fin de cuentas, estás compartiendo tu marca, tu reputación y tu evento con otro, por lo que necesitas asegurarte de tomar las decisiones correctas.

Aquí te dejamos algunas claves a tener en cuenta antes de buscar socios para tu evento.

1.- Socio vs patrocinio

Hay un error común al pensar que socios y patrocinadores son lo mismo, y aunque sean similares, hay una gran diferencia entre ellas: la creatividad que los socios aportan a la mesa. Un patrocinador normalmente aporta capital para posicionar su marca o producto a en tu evento con la misión de aumentar su conocimiento de marca. Por otro lado, un socio se involucra más en el proceso de organización y puede incluso considerar el evento suyo y promocionarlo como propio, ya que posee la mitad del crédito (y potencialmente la mitad de los beneficios).

2.- Conóceles

Decidir asociarse es excitante y puede hacer que quieras meterte de cabeza, pero al igual que en el mundo de las citas, lo mejor es que os conozcáis primero. Si tus socios van a tener un alto nivel de control creativo, tienes que identificar cualquier hábito molesto que mata la productividad o que pueda desanimarte.

Un socio necesita compromiso, de lo contrario, tomar decisiones juntos puede resultar difícil. No todo tiene que ver con el acuerdo comercial que debes tener en cuenta a la hora de elegir un socio comercial, ya que pasaréis mucho tiempo juntos. Es fundamental llevarse bien. Si no podéis soportar estar cerca el uno del otro, independientemente de los beneficios que puedan aportar, no vale la pena la asociación.

3.- Alinea tu mensaje y tus valores

Antes de meterte en la asociación necesitas saber tus objetivos y valores para saber qué estás intentando transmitir. Las señales mixtas y la publicidad descuidada pueden confundir a los asistentes y hacer que el mensaje sea poco claro, por lo que es importante discutir y alinear el mensaje primero. Alinear valores también importa, especialmente si ambos socios tienen que responder a la prensa, ya sea directamente o a través de las redes sociales, ambos tienen que dar un mensaje coherente.

4.- Está bien alejarse

Al igual que en cualquier relación profesional, si no es correcto, si no está bien y si no puedes forzarlo, no te sientas presionado al asociarte para un evento, porque tiene que ser de beneficio mutuo. Si bien la amenaza de alejarte puede beneficiar el proceso de negociación, es importante recordar que es una opción inteligente si las cosas no funcionan. Debes tener una conexión con tus socios potenciales, y ambos tenéis que tener objetivos comunes, lo que significa que estableceréis prioridades por encima de vosotros mismos para alcanzarlos.

5.- Prepárate para largos contratos

Una asociación, especialmente para eventos o negocios, debe ser planeada cuidadosamente y siempre tener todo por escrito. Da igual lo bien que conozcas al otro y lo mucho que confíes en él, utilizar acuerdos contractuales y proteger a ambas partes es una práctica comercial esencial en cualquier asociación.

Los contratos pueden ayudar a discutir y cerciorarse no solo de los roles y contribuciones que van a tener ambas partes, sino también los pequeños detalles como las cuentas de gastos o los nombres a la hora de tratar con clientes. Debes considerar añadir cláusulas de salida basadas en un comportamiento no ético o desleal por parte de algún socio, para evitarte responsabilidades durante el evento.

6.- Cuáles son sus estadísticas

La asociación debe ser de beneficio mutuo, así que asegúrate de revisar sus datos demográficos, alcance, cifras de venta, estadísticas de redes sociales y cualquier otra información que necesites saber sobre tu socio potencial. No te fíes solo de su palabra sobre cuán amplio es su alcance, ya que terminarás vendido si te proponen una idea y resulta que tienen pocas ganancias en su negocio, lo que significaría que quieren utilizarte para crecer.

Es importante saber que las estadísticas no lo son todo, ya que los socios pueden aportar al evento otros aspectos valorables. El motivo de vuestra asociación puede ser diferente, incluso si ellos disponen de más capital y recursos que ofrecer a cambio de aumentar su conocimiento de marca. Solo necesitas asegurarte de que no se están sobre vendiendo y verificar lo que te están ofreciendo.

7.- Evita asociarte con amigos

Esto puede ponerte en una rara posición, sobre todo si hace mucho tiempo que os conocéis, sin embargo, aunque todo pueda parecer genial y perfecto al principio, combinar trabajo y relaciones personales puede suponer mucha tensión, tanto personal como profesionalmente. Desafortunadamente, solo porque son tus amigos no significa inmediatamente que vayan a ser las personas adecuadas con las que llevar un negocio. Además, si la asociación acaba mal, puede acabar quemando relaciones y que dejéis de ser amigos en lo personal.