Espacios abiertos, diáfanos, no recargados, exposición minimalista, la paleta cromática del blanco con leves contrastes mediante materiales nobles, son las señas de identidad de esta intervención.