El pasado mes de mayo Lancôme decidió celebrar una fiesta por todo lo alto, para compartir con sus consejeras los nuevos lanzamientos del año. Los espacios elegidos fueron COAM en Madrid y la Fundación Antoni Tapies en Barcelona. Eventos que llamaron “Las Quedadas de Lancôme” y en los que los invitados pudieron disfrutar de un concierto, de una actuación de bailarina con cintas, hacerse un tattoo, subir fotos a Instagram e imprimirlas en el momento…la combinación de la luz, las pantallas, la decoración y  el encanto de los espacios, lograron crear una noche mágica.