Una nueva implantación en la capital portuguesa donde el acabado en vidrio imitación oro en los muebles trasera, es el principal reto.